Caiga quien caiga…fantasía y consejos de un anciano senil frente al noticiero de ayer

by Venas Abiertas, 15 julio, 2015

Caiga quien caiga…fantasía y consejos de un anciano senil frente al noticiero de ayer.
Pase adelante Juancito, vamos a platicar si de verdad quiere. Le va hacer bien, verá, al final, la catarsis. Aunque no veo que Ud. nunca haya escuchado a nadie, hijo. Como decía aquel otro viejito sin vergüenza, Juan Rafael, Ud. es un cipote malcriado. Y ahora encumbrado, y necesita que lo pongan en su lugar. Siéntese en ese banquito. Ahí. Yo le voy ayudar a entender. Porque pareciera que también Ud. ya se piró y anda desvariando, alienado, ciego y sordo. Uno lo ve a Ud. haciendo ese mal teatro con la gente que Ud. mismo manda a juntar, para que escuchen, en este caso al patriota de Abufele, exhortándonos, a que lo apoyemos con su Sistema y con ese Dialogo, que es otra bulla, ahora de salón, y contra la CICIH y se imposten y se hagan pasar por Valle de Sula.

Déjese de pajas mi-hijo. Déjese de payasadas, que aquí ya a nadie engaña. Esa gente no representa a este Valle, son micheletistas. El Valle de Sula es otra cosa, es grande, el Valle de los campos bananeros, de ciudades heroicas como El Progreso y otras mártires como Choloma, de organizaciones populares fuertísimas y hombres de verdad, lideres genuinos de masa, sabios, grandes comerciantes, príncipes de la industria y las finanzas, artistas y pensadores independientes e irreverentes. Que no deben nada.

Quien le va a evitar que ande por ahí, discursando, inaugurando infraestructura municipal sin el alcalde, en Cofradía, enfundado en ese chaleco antibalas, porque -como el Chapo escapó- tiene miedo de una venganza, cuando miedo debería tener del Mero Mero, al que le vendió el alma para que lo empoderase. Y que ahora le anda jalando las canillas y Ud. lo quiere convencer de que se espere, hasta después de la reelección. Quítese ese chaleco ridículo que aquí no lo va a necesitar ni le va a servir de nada. (Él se lo va a llevar de todos modos, al final, con derecho.) Yo no lo voy a acribillar a balazos. Ud. ya está liquidado, hombre, da pena.

Un presidente debe personificar la legitimidad. Ud. está completamente deslegitimado Juan. Por una vez, sea de verdad nacionalista y hombrecito, y haga lo que más le conviene a esta nación que sufre. Abrévienos el camino. Convoque a un referéndum sobre la Constituyente y comprométase a entregarle el poder. Y a entregarse Ud. a la justicia o aceptar el exilio. No es que los gringos lo estén arrinconando. No le haga caso a Marvin. Es paranoico además de homofóbico. Nadie vota por él.

Ellos no tienen obligación de darle dinero para que Ud. juegue al chivo. El problema no son los gringos. Su problema Juancito es el pueblo en la calle que exige la depuración. Lo que le está diciendo una mayoría variopinta de su pueblo, desde hace días, lo que le grita a todo pulmón, Fuera JOH es que no lo va a tolerar más y que no le va a dejar salirse con la suya, ni dejarlo estar. Que ya se dio cuenta. Que ya conectó los puntos y entiende que siempre será miserable mientras los poderosos roben impunemente. Que se le va la vida en ello. Que le vale madres que sean sus amigos y parientes, íntimos y más cercanos colaboradores de Ud., que los quiere ver procesados y en la cárcel. Y que lo vamos a dejar a Ud. al final para que pueda decretar una amnistía. Pero Ud. tiene que pagar por todos ellos. Ese es el precio del liderazgo. Porque además ellos delinquieron por Ud. Para llevarlo a Ud. al solio presidencial. Déjeme ayudarle a ese fiscal que diz que no entiende Ud. ostenta título de abogado, Juancito y es un hombre de leyes, y eso quiere decir es que Ud. sabía perfectamente bien lo que hacía. (No como a otro que puedan enganchar los abogados pesados y las brujas ligeras de escoba aunque la ignorancia no excusa el delito). Ud. sabe que es abuso de poder y nepotismo. Sabía que esos contratos estaban amañados y le acarreaban responsabilidad. Que suponían cohecho, y los firmó. Como sabía que el golpe era ilegal y voto por él. Doris dice que lo vio levantando la mano.

Viene violando la ley desde que era chigüín y más chaparrito. Olvidémonos de aventuras estudiantiles. Pecados de juventud. Ud. no podía ser candidato a diputado porque la ley lo prohibía y se burló de la ley y se convirtió en diputado. Y su hermano no podía ser diputado porque la ley lo prohibía y Ud. hizo caso omiso y lo hizo elegir diputado. Y ahí está. Y su hermana no podía ser ministra. Porque la ley lo prohíbe y Ud. dispuso dos veces hacerla ministra. Y ahí está. Y es ministra con cartera. Y su ministerio es el que tuvo el incremento más grande del presupuesto este año pasado y está a cargo de combatir la pobreza con vida mejor pero se está construyendo una mansión. Un neverland para vivir mejor ella también. ¿Por qué no? Como la mansión que se compró, Ud. allá en Florida, para retirarse a jugar damas con otros exiliados nostálgicos. Ud. tiene derecho a tener su casita, con garaje para tres carros, ahí en ese barrio exclusivo. Solo tiene que explicarle a la ley de dónde sacó el dinero. Dele.

Siendo presidente del congreso, con un crédito que ningún banco gringo le hubiera dado siendo Ud. extranjero, pero se lo dio, luego de la prima de 40% que es casi un millón de dólares, los que siendo honestos presi Ud. no tenia de donde sacar. Ud. aquí no va a engañar a nadie. Aquí somos risueños pero poquitos y nos conocemos todos y somos realistas. Y Ud. está a punto de quedarse sin chamba, que es peor, para terminar de pagar.
Pero mire ¡que bueno que no le hicimos caso a Pepe Lobo! Aquí no hay pena capital. Si se entrega Ud., se merecerá un juicio justo. ¡Si hasta el Diablo tiene abogado! ¡Cómo no va a tener Ud. El mejor! Pagado por el Partido Nacional. La Revolución debe ser clemente. Le vamos a dar casa por cárcel, allá en Lempira. Y le vamos a mandar a Darío, hijo y nieto de cachureco, para que lo entreviste para la biografía, siempre y cuando diga toda la verdad.

O váyase a vivir allá hombre. ¡Ese es mi consejo! Nosotros no vamos a pedir que lo extraditen, porque vamos a tener mucho que hacer. Allá puede andar en bicicleta (ya ve que aquí anda brincando charco en caite) en el agradable clima de La Florida y puede tomar las aguas de la eterna juventud de los jubilados. No tiene mejor salida. Allá nadie lo va andar escupiendo en la calle. ¡No hombre! Deje de llorar. Sea hombrecito. Los hombres no lloran. Ya habrá otro día. Allá lo van a ir a visitar sus amigos, los Kafie, los Secoff, los Álvarez y los Gutiérrez y los que vayan saliendo pronto de las cárceles en los dos continentes porque les vamos a dar condenas cortas, para no pagar tanta luz… solar.

RODOLFO PASTOR FASQUELLE