Denuncia Pública por: Karla Lara

Denuncia Pública por: Karla Lara

by Disoñador, 11 marzo, 2015

Había sido invitada en San Pedro Sula a participar en el Evento “Honduras, es música con aroma de mujer”. El evento reúne a mujeres compositoras.

Se nos fue solicitado nuestro trabajo ad honoren, a pesar de que la entrada al evento que se realizará en el Teatro Francisco Saybe tiene un costo de Lps.500 por persona y que los logos que aparecen en la publicidad del mismo sugieren el patrocinio de empresas grandes y hasta de la Alcaldía Municipal de San Pedro Sula, que solo por doblar el cobro del peaje ilegal e inconsultamente, mas el robo de otras formas de impuestos y cachurecadas, de sobra pudiésemos imaginar tienen cubrir alguno de los costos generados por quienes les harán posible lucirse.

Accedí pensando que encontrarme con otras mujeres que también crean era una bonita oportunidad, tuve, eso si, que negociar que el trabajo del músico que me acompañaría fuese remunerado, enviaron un correo un par de días atrás diciendo que el hotel donde se nos hospedaría y daría de comer era el Crown Plaza, es decir que trabajaríamos bajo la modalidad de “alimentos y dormida por trabajo”, con caché!!, y que el transporte interno para andar de medio en medio publicitando su evento nos lo facilitarían desde sus patrocinadores, a esta altura yo solo pensaba que ojalá no fuera Dibisa, porque bicicletear con el sol en San Pedro está perro!!

Hoy por la mañana la Señora Karol Ferrer, que me han informado es empleada de la Alcaldía Municipal, asignada tristemente para la Señora Antonieta Máximo, artista y compositora que no solo presentará su obra en este evento sino que con amor ha concebido la idea de este encuentro, y quien realmente estaba avergonzada de que fuésemos tratad@s como ahora les relato a manera de denuncia:

A través de llamada al celular, a las 11 de la mañana de hoy martes 10 de marzo, Karol Ferrer : “Le comunico que lo único que podemos ofrecerle es una habitación doble, tiene algún problema en dormir con su músico?”… Yo no podía dar crédito a su fuera de tiempo e inverosímil consulta y argumenté que nuestro trabajo lo estábamos donando y que me parecía una falta de respeto tanto para el pianista como para mi, a lo que ella impávidamente y para cerrar con broche de oro respondió: “es que las habitaciones son para los artistas, y él es músico y le están pagando, no nos podemos hacer cargo de sus costos”.

Estamos acá en Tegucigalpa, el encuentro con otras creadoras tendrá que esperar y darse de otra forma, me da tristeza, enojo, impotencia, que no se considere el arte como trabajo, que no haya reconocimiento alguno, que no haya respeto, que se inventen fundaciones para exonerarse del pago de impuestos, que disfracen de altruismos sus sinverguenzadas, que nos utilicen, que sean tan ignorantes, que sean tan faltos de delicadeza, que no consideren artista a un músico, que sepan quién es el último jugador de un equipillo de fútbol y no sepan de la grandeza de un pianista como José Antonio Velásquez, que sea tan indigno ser un trabajador del arte en este país empobrecido y pisoteado por esta bola de mediocres políticos y empresarios que son la misma bulunca de ladrones y estafadores.

Estoy podrida de que pudran todo lo bello, que el recogedor de basura de Papi a la Orden en Tegucigalpa atente contra el arte de calle borrando de las paredes públicas, es decir nuestras, no de ellos, los grafitis, las frases de Acción Poética, los hermosos murales de Madre Tierra y que el milico de Calidonio en San Pedro Sula, seguro por clientelismo político, tenga ignorantes por emplead@s del tamaño de las Karol Ferrer que deben pulular en su maltrecha gestión.

Otro día conocemos a las otras cantoras, uno en el que la indignación se colectivice y nos haga comprometernos con la vida desde las gentes afectadas que somos, para botarles y nunca volver a votarles!!

Karla Lara.